Categorías
Críticas

El bígamo (1953), de Ida Lupino

El Bígamo (1953)

Dir: Ida Lupino

Ida Lupino es uno de los nombres más sorprendentes del cine clásico americano. Merecería muchas más letras de las que le dedico aquí. Tras desarrollar una carrera actoral que tuvo grandes papeles bajo la dirección de Raoul Walsh, en La pasión ciega (1940) y El último refugio (1941), a Ida le picó el gusanillo de escribir y dirigir, siendo una mujer pionera del Hollywood de entonces.

El bígamo (1953) nos cuenta la historia de un comercial de electrodomésticos que está intentando adoptar un bebé con su esposa en San Francisco. Sin embargo, el director de la agencia de adopción empieza a investigar y descubre que tiene otra esposa y un bebé en Los Ángeles. La mayoría del metraje se centra en contar el enrevesado devenir que ha llevado a esa situación.

El papel del marido corre a cargo de Edmond O’Brian, el de su mujer de San Francisco lo interpreta Joan Fontaine, mientras que Lupino se reserva el personaje de la segunda mujer para ella. Todos están muy bien, a destacar Fontaine, que ya estaba entrenada en lo de penar por amor tras Sospecha (1941) y la magistral Carta de una desconocida (1948).

En 1953 nos regaló dos películas inmensas; El autoestopista, de la que ya hablaré en otra ocasión, y El bígamo. Son dos películas de bajo presupuesto, pero de un talento narrativo inmenso, Ida sabía cómo contar las cosas con muy poco. Son películas de estilo, de las que habría que poner en las escuelas de cine.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s