Categorías
Críticas

“Pirañaconda”

Jim Wynorsky se ha convertido en todo un icono de la serie b actual por títulos como “Sharkansas”, “El comehuesos”, “Cheerleader Massacre” o “Dinocroc vs Supergator”. Un director que actualmente trabaja codo con codo con SIFY, para la creación de películas sobre mutaciones de animales asesinos… si tuviésemos que definirlo de alguna manera.

En 2012 tuvo la gran oportunidad de trabajar junto con Roger Corman para la elaboración de “Pirañaconda”. El emblemático director de la serie b produce junto con su productora American World Pictures está extravagante película que aúna la ferocidad de una piraña en el cuerpo gigantesco de una anaconda. Si no tuvimos suficiente con las cuatro entregas de “Anaconda” Wyorsky nos trae la historia de esta serpiente con cabeza de piraña, un monstruo que podría entrar en las películas de explotación sobre pirañas que allá por el 2010 se empezó a popularizar con el éxito en taquilla de “Piraña 3D”, remake de “Piraña” de 1978. “Pirañaconda” se estrenó en 2012 en el mismo año que “Piraña 2” aprovechando el tirón que tendría la secuela.

Sobre el argumento no hay demasiado que decir, básicamente se nos cuenta la historia de un equipo de rodaje que filma cerca del nido de la pirañaconda, con los divertidos resultados que con ello traerán. A esto debemos añadirle una banda de secuestradores en medio de la selva que se dedican a secuestrar a turistas o personas ricas, donde en esta ocasión logran secuestrar a algunos miembros del rodaje. Junto a este grupo de secuestrados y como última incógnita de la película, encontramos a un solitario Michael Madsen. Resulta bastante divertido ver al actor en el papel de un experto en reptiles que lleva 20 años intentando conseguir una prueba de la existencia del monstruo, donde poco a poco va dejando a relucir su locura y obsesión por la búsqueda del reptil.

Toda la película resulta una excusa para ver como la pirañaconda devora a todos los personajes de la película. Es una película que se ríe de sí misma, con bastantes referencias al cine de explotación, como el equipo de rodaje que se encontraba filmando “El cortacabezas 2”, una especie de slasher ochentero en mitad de la selva.

“Pirañaconda” es una obra que roza la serie z, unos efectos bastantes lastimosos, un monstruo con un 3D cutrón, una pasarela de chicas y chicos atractivos con poca ropa, algo de gore y poco más. Peca bastante de intentar reírse de sí misma y del género sin tener demasiado éxito, se queda en algo francamente ridículo. Pareciera que su principal reclamo sea enseñar a la mujer como un mero objeto de deseo para atraer la atención de un público masculino, algo baboso e incomodo en ese sentido.

Pese a ello es una película que se hace amena, divertida y algo disfrutable, con algunos buenos momentos en alguna desmembración bastante loca. Pero poco más, se queda en nada, como un título bastante olvidable. Sin duda una decepción total que ya por el título habría ganado a más de uno, como lo fue en mi caso.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s